Preguntas frecuentes

¿Quién puede recibir tratamiento?

Adolescentes y adultos con un diagnóstico de dependencia o abuso a sustancias o de conductas (anorexia, bulimia, juego, sexo, enamoramiento, trabajo, nuevas tecnología de información y comunicación, codependencia.), depresión y algunos casos de ansiedad.

 

¿Qué son las conductas mal sanas o adicciones de proceso?

Son conductas como la anorexia, la bulimia, la ludopatía, la adicción al sexo , la codependencia que generan un deseo imperioso por seguir practicándolas, perdiendo el control sobre de ellas y generan graves consecuencias en la persona que las padece y su entorno.

Para conocer más  visita nuestra sección de información de adicciones en nuestro menú principal.

 

¿Una conducta mal sana necesita tratamiento?

Si porque la fuerza de voluntad se ve completamente inhabilitada y la persona es presa de un ciclo autónomo que le hace la vida insoportable, a él y a quienes le rodean y que, por los efectos placenteros que generan, siente que le es imposible dejar de hacerlo, y de hecho, cuando deja de hacerlo, experimenta, tanto física como emocionalmente, mucho dolor. Esto es exactamente lo que sucede con la adicción a sustancias, es por ello que para su prevención y tratamiento, utilizamos las mismas bases de la adicción a sustancias.

 

¿Quiénes forman el equipo de trabajo?

Médicos, psicólogos, psiquiatras, nutriólogos, orientadores espirituales, consejeros en adicciones; algunos de ellos de planta y otros por consulta. Todos capacitados en el modelo clínico y el diplomado en adicciones Manon Vachez.

 

¿Cómo saber si un tratamiento va a ser benéfico para la persona?

Lo primero es estar seguros que en el centro se respeten los derechos del individuo y que este apegado a la NOM 028, aunque la persona haya entrado en contra de su voluntad le permitan a los familiares ver en donde y en que condiciones están, que le permitan visitarlo y estén continuamente dándole reportes sobre su estado de salud física y emocional.

 

¿Cuál es la diferencia entre tratamiento externo y casa de medio camino?

El tratamiento externo en Casa Luha es un tratamiento primario, es decir que es el proceso para poder dejar de consumir, reconocer la necesidad de ayuda e identificar los cambios que se tienen que hacer en la forma de vida. La casa de medio camino es un tratamiento secundario o post-tratamiento, es decir que necesariamente viene después de un tratamiento primario (interno o externo) y su finalidad es la reintegración del individuo a su vida diaria en un medio ambiente estructurado de manera que pueda lograr hacer los cambios necesarios para permanecer en recuperación.

 

¿Tiene la misma eficacia un tratamiento primario externo que interno?

Si tienen la misma eficacia, aquí lo que determina lo apropiado del tratamiento es el nivel de disfunción que la adicción a causado en la persona.

 

¿Como se  si necesito un tratamiento?

Si estas consumiendo o practicando conductas mal sanas y estas te están trayendo consecuencias negativas a nivel físico, emocional, familiar, laboral o social y a pesar de ella te es difícil controlar, puede ser que estés teniendo una adicción  en cuyo caso te beneficiarias ampliamente del tratamiento.

 

¿Cómo puedo saber si tengo una adicción?

A demás de las señales de la pregunta anterior, existen parámetros objetivos para determinar si padeces una adicción , te recomendamos nuestro programa de evaluación y diagnóstico.

 

¿Esta garantizada la recuperación del paciente?

La aplicación del programa de tratamiento no es una ciencia exacta, intervienen muchos factores para el éxito del mismo, el modelo de tratamiento provee los elementos necesarios para que el adicto pueda desarrollar su potencial interno y transformas así su realidad.