julio 21 2021 0Comment

¿Esclav@ de internet?

Sin duda, las redes sociales forman parte de nuestra vida, hay quienes las siguen fervientemente y quienes se mantienen un poco al margen, pero sin duda su influencia a ocasionado que el número de usuarios de internet se incremente todos los días y el celular sea el dispositivo más usado en el mundo.

¿Existe la adicción a las redes sociales y a las nuevas tecnologías? ¿O la dependencia a aparatos electrónicos como el celular, tablets, computadoras o pantallas inteligentes? ¿Somos capaces de ver su lado potencialmente peligroso?

Estas son unas algunas de las señales de alarma:

  1. Con frecuencia permaneces conectado a internet más tiempo del que tenías previsto, incluso llegas a perder la noción del tiempo porque te hace sentir más relajado que cualquier otra actividad.
  2. Te pones de mal humor o evitas ir a lugares en los que no vas a poder conectarte a internet.
  3. Interfiere en tus obligaciones o en actividades vitales como el sueño, la alimentación o diversión. Dormir menos de 5 horas para estar conectado podría indicarnos que estamos cometiendo un abuso.
  4. Intentas limitar el tiempo de uso del celular, la tablet o computadora, y no lo has conseguido o te has sentido ansioso, malhumorado o triste al disminuirlo.
  5. Descuidas el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio, trabajo o el cuidado de la salud, y has recibido comentarios al respecto, del tipo “estás enganchado a ese aparato”.
  6. Checas el celular de forma casi automática, incluso en las situaciones inaceptables (en el cine, gimnasio, durante una reunión de trabajo, conduciendo). Es lo primero que haces al levantarte y lo último antes de acostarte.
  7. Si olvidas el celular en casa, te sientes mal porque no puedes responder en el momento. Te sientes desnudo sin él.

Desayunar, comer y cenar internet, es la causa más fuerte de la despersonalización actual.

Como en todas las adicciones, hablamos de que la depedendencia a las nuevas tecnologías (NTICS) vienen a “llenar huecos” en la personalidad. ¿Quiénes llegan a ser los más afectados? Las personas  vulnerables psicológicamente o con determinadas características emocionales, quienes sufren de extremo estrés ambiental (fracaso escolar o laboral, frustraciones afectivas o competitividad excesiva), aislamiento social, familias desunidas y presión de grupo.

Pero de igual forma, los factores de protección ante esta creciente problemática social, están estrechamente relacionados con tener buenas habilidades al enfrentar las cosas (resolver problemas, buscar soluciones en vez de distraerse con el celular), el entorno social sano y el apoyo familiar, en Casa Luha te llevamos de la mano hacia la recuperación.

 

No estás sólo, seguro no quieres estarlo. Podemos ayudarte.

 

manon

Write a Reply or Comment