Adicción a la cocaína

La adicción a la cocaína puede ocurrir rápidamente ya que la cocaína – también conocida como “perico”, “piedra”, “roca”, “crack” es un estimulante extremadamente adictivo que afecta directamente al cerebro.

Las principales vías de administración de la cocaína son oral, nasal, intravenosa.

Su efecto eufórico resultante es casi inmediato y el efecto placentero “high” que se alcanza también desaparecen casi de inmediato, lo que lleva a la necesidad nuevamete de consumo para volver a obtener el efecto placentero y es en este ciclo donde se genera tolerancia – es decir que se necesita consumir una dosis más alta o con mayor frecuencia para obtener el mismo efecto – que nos lleva a la adicción a la cocaína.

La adicción a la cocaína genera daños y afecciones en nuestro cerebro y sistema nervioso central, corazón, vasos sanguíneos, pulmones, hígado.

Autodiagnóstico para adicción a la cocaína

¿Has usado cocaína a solas?

¿Te has visto defendiendo el uso de la cocaína de manera insistente frente a los demás a tal grado que la gente se asombra de tu actitud?

¿Has planeado el consumo de cocaína en determinado tiempo y no puedes cumplir el parar de consumir?

¿Te has hecho o has prometido a otros que no volverías a consumir cocaína y luego no lo has cumplido?

Si respondiste SI a una de estas preguntas es probable que el uso de cocaína ya sea problemático y exista una adicción a la cocaína, llámanos, nosotros podemos ayudarte.